Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

PORCELANATOS PARA COCINAS

En una casa de familia la cocina es un ambiente muy concurrido. Más allá de esto la propia actividad de cocinar ya va de por si ensuciando el piso, y llenando los muebles con una capa de grasa. Por esta razón a la hora de elegir el piso de la cocina tenemos que seleccionar una opción que sea lo suficientemente resistente, pero a la vez atractiva. En este caso el porcelanato es una respuesta. Los porcelanatos tienen ciertas características beneficiosas para la cocina: tienen una baja absorción de líquidos, son duros y muy resistentes. Más allá de factores mencionados anteriormente como la grasa, el calor es un factor que también afecta al piso, por lo que el porcelanato al ser duro y no expandirse con las altas temperaturas resulta una muy buena opción para este ambiente. Otro gran beneficio de los porcelanatos para cocinas es la facilidad que nos brindan a la hora de realiza la limpieza del ambiente. La regularidad de su superficie hace muy fácil poder limpiarla con un paño mojado sacando rápidamente cualquier película de suciedad que pueda llegar a formarse.  Además, debido a la baja absorción de líquidos, este será un piso que se seca de manera muy rápida y fácil, haciendo de su limpieza algo que puede hasta llegar a ser placentero. La colocación de los porcelanatos para cocinas es algo medianamente fácil. Para facilitar aún más este proceso conviene comprar placas grandes, por ejemplo 50x50cm, dejando una junta de 1,5mm.

Más allá de la sencillez para su colocación, la apariencia lisa de los porcelanatos le da al ambiente una apariencia muy amena y cálida. En relación al color, en la cocina siempre se suelen recomendar los porcelanatos oscuros y los colores sufridos, debido a que es mucho más fácil detectar las manchas o laporcelanato para cocinas suciedad en los pisos claros. En el caso de decidirnos por un piso de porcelanato para cocina blanco o claro tendremos que tener en cuenta que el mantenimiento requerirá mayor asiduidad. Muchas veces quienes adquieren porcelanato no están convencidos en relación a qué color utilizar. ¿Blanco, negro? ¿Colores claros u oscuros? Ante esto una buena solución es colocar porcelanato de ambos colores al estilo marmolado. Más allá de darle a la cocina un toque divertido esta combinación hace que la suciedad en la parte blanca pase más desapercibida por la mezcla con el color negro, quedando “camuflada”. Algo muy importante que la gente se pregunta es ¿cómo se mantienen los pisos de porcelanato? Por lo general agua y cualquier tipo de líquido limpiador regular no abrasivo serán suficientes. Si queremos llevar a cabo una limpieza más profunda tras cierto tiempo de uso podemos aplicar agua y jabón blanco de forma de dejar nuestros porcelanatos como nuevos. A veces surge la duda sobre la utilización de limpiadores como ceras o capas protectoras. Contrariamente a lo que muchos creen, esto no limpia el piso, sino que le deposita una capa que lo mancha encima, por lo cual esto no es una buena opción. A la hora de la colocación tendremos que tener en cuenta las medidas y los recovecos de la cocina. Si vamos a colocar los porcelanatos nosotros mismos tenemos que tener en cuenta que cada baldosa tiene que tener la medida exacta, por lo cual si tenemos una cocina con muchas vueltas o esquinas irregulares habrá que mandar a cortar las baldosas previo a la colocación de las mismas. Otra razón para poner porcelanato en la cocina que no ha sido mencionada hasta ahora es su cualidad antideslizante Queramos o no la cocina es un lugar donde el agua circula permanentemente y no es raro encontrar el piso mojado, por lo cual necesitamos una superficie donde el riesgo de caídas se reduzca al máximo.

Esa es la razón por la que elegimos. Una recomendación a hacer es abstenerse de la colocación de porcelanato abrillantado en la cocina. Este es un ambiente muy rústico y el porcelanato abrillantado es ciertamente más delicado que el tradicional. Cualquier marca o raya se nota de manera instantánea, por lo cual nos parece que es una opción demasiado delicada para este tipo de ambiente. Además requiere de un mantenimiento con producto para brillo, y un tiempo de dedicación que el piso de una cocina realmente justifica. En general el porcelanato se considera una de las mejores opciones para la cocina, debido a que los niños pequeños suelen jugar en el piso de la misma. Por esta razón queremos una superficie que pueda mantenerse fácilmente limpia y que no ponga en riesgo la salud de los niños. Realmente en una casa hay muchos ambientes que limpiar y cuidar, por lo cual la idea será buscar para cada uno la opción de revestimiento más funcional como hemos hecho en este caso con la cocina.