Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

PORCELANATO PULIDO

En este capítulo,  ya hemos visto mucho a cerca de los porcelanatos, entre ellos los vitrificados, los que tienen imitaciones en maderas, entre otros, pero ha llegado la hora de hablar a cerca del porcelanato pulido, que es una de las tantas variedades en las que los podemos encontrar, porque en las fábricas se confeccionan estos pavimentos de varias formas, como los doble pulidos, o los porcelanatos brillantes, mate, y los rústicos. En principio diremos que el porcelanato es un material que en sus orígenes es gres blanco, pero con los componentes químicos y las técnicas de cocinado,  dan como resultado la gran variedad de presentaciones que tenemos hoy. De acuerdo al lugar o a la superficie a cubrir, hay varias medidas entre las que más se comercializan se encuentran los que tienen medidas de cincuenta centímetros por cincuenta, los de sesenta por sesenta, los de ochenta por ochenta y los de un metro por un metro cuadrado, que son los más grandes, para espacios grandes, y externos. No se trata de una técnica de pulido después de haberse colocado, salen así de esa manera,  desde las fábricas, y nada,  ni nadie interviene más en su brillo, o esmaltado. Es que el mercado ahora tiene mucha demanda y las ventas crecen día a día, una de las razones es por el boom de las construcciones, y otra de las causas,  es que el porcelanato se ha convertido en el líder en revestimientos de pavimentos y en paredes. Ya estar hablando de un porcelanato pulido,  es estar hablando de acabado brillante, pero que tiene una cosa que lo hace fuera de lo común, no llevan esmaltes para que tengan el brillo con el que los vemos, eso permite que el dibujo, la trama, las vetas y el diseño con el que se presenta siempre se encuentre de la misma manera.

El porcelanato se hornea a altas temperaturas, y el color es dado en las fábricas que una vez secados se embalan para la posterior venta en el mercado, ese es el acabado de fábrica del que queremos hablar, con ello se obtiene una superficie muy compacta que no permite el ingreso de las partículas deporcelanato pulido humedad o de las manchas provenientes de cualquier líquido que se caiga sobre él. Un porcelanato pulido,  deberá instalarse en espacios como recepciones o grandes entradas, pero no en baños por lo menos en los pisos, porque pueden resbalar, debido a su alto brillo. Si estamos buscando pisos confortables,  estos son los que elegiremos, con muy poca mantención también, los que unidos a unas buenas marcas permiten que los pisos recién colocados sean la admiración de todos. Es fácilmente reconocible el porcelanato pulido, ya que tiene diseño y vanguardia, tanto, que ha sustituido a la cerámica, y a los vinílicos,  en muchos de los pisos en los que son puestos, por sus novedosas presentaciones, colores y diseños. El porcelanato pulido,  es muy combinable con otras superficies como por ejemplo la madera, el mármol, el granito, y como es muy resistente a los cambios de temperatura, a las inclemencias del tiempo, y a la intemperie se lo coloca en las galerías fuera de la casa. Si la pregunta es dónde comprar este porcelanato pulido, diremos que en los corralones de la construcción, en las casas de decoración, por medio de la red de Internet, y en los Oulet de materiales para la construcción. Si estamos en presencia de un material que no requiere de mantenimiento, es de alta resistencia, de gran durabilidad, y de diseños increíbles,  ¿qué estamos esperando para adquirirlos?

La instalación,  que por otra parte no es engorrosa para nada, requiere de la presencia de profesionales expertos en la colocación de porcelanatos, para que todo lo anterior mencionado sumado a los pegamentos adecuados y a una excelente mano de obra,  no cabrán dudas de que su instalación será la adecuada en cualquier parte que lo coloquemos. Los expertos,  traen consigo, los elementos necesarios para su colocación, las herramientas que son específicas para ello, y la experiencia de saber que el trabajo se hará a la perfección. El porcelanato pulido,  es atractivo, y existen en el mercado varias formas de hacerlo o técnicas que dan diferentes resultados, como es el caso de los doble pulidos. Estos tienen un acabado extraordinario, tanto,  que muchas veces nada tienen que ver con los tradicionales porcelanatos, y para que tengamos una idea son los que vemos con brillos excepcionales como si se tratara de un espejo. Para su colocación la carpeta debe encontrarse lisa, y seca, para tener una mayor adherencia y una mejor instalación, y siempre será aconsejable una distancia entre ellos por la transmisión del peso y la presión ejercida en los pisos. Sea cual sea el porcelanato elegido, si lo hacemos bien seguramente que tendremos un piso para toda la vida.