Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

PISOS DE PORCELANATO

A la hora de remodelar nuestros baños y cocinas por lo general los pisos de porcelanato son de los más elegidos. Esto se debe a que estos pisos son medianamente económicos y muy funcionales para este tipo de ambientes. Tanto baños como cocinas son áreas de la casa realmente utilizadas, lo que podríamos llamar áreas de “alto tránsito”, por esta razón el material utilizado en las mismas debe ser fuerte de forma de prevenir el desgaste. Pero, ¿qué es el porcelanato? Este es una masa de gres cerámico, que, como nos muestra su nombre luce como porcelana sobre el piso. Debido a que este piso no está cubierto de esmalte su apariencia suele ser pulida o abrillantada, mostrando gran durabilidad y una absorción nula de agua. Esta es una ventaja muy importante que los pisos de porcelanato nos muestran con respecto a los pisos de madera. Hoy en día el porcelanato es una solución tanto para interiores como para exteriores. En los espacios al aire libre algunas de sus cualidades como ser antideslizante y su resistencia al congelamiento lo hacen una excelente opción. A su vez el porcelanato es de fácil limpieza, por lo que puede ser ideal para lugares que requieren gran higiene como lugares de almacenamiento de comida y laboratorios. En el caso de los pisos de porcelanato abrillantado, tenemos que decir que estos son un poco más delicados que los pulidos.

El mantenimiento consiste en pasar suavemente la lustradora para mantener el brillo o en realizar este proceso de manera manual, pasando primero un trapo seco y luego un trapo húmedo. Una forma de espaciar el mantenimiento del porcelanato es colocar un pequeño felpudo o alfombra antes de entrar apisos de porcelanato la misma, de manera de poder entrar con el menor número posible de partículas en los zapatos, y evitar así la diseminación del polvo. En relación al lavado de la superficie, este podrá realizarse esporádicamente con agua y detergente neutro, pero nunca colocando cera, debido a que esto opaca la superficie. Otro punto importante en el que la mayoría pensamos a la hora de llevar a cabo la remodelación de cocina y baño es la decoración. Buscamos que los porcelanatos puedan combinar con la decoración ya existente. Realmente esto no es difícil, debido a que como los porcelanatos están hechos a base de un material sintético, la posibilidad de colores es casi infinita. Sin necesidad de acercarnos a una casa de decoración podemos consultar ya a través de internet las diferentes posibilidades en porcelanatos. Más allá de los porcelanatos lisos, si Jnos encontramos en un modo creativo, podemos encontrar porcelanatos con algún patrón o dibujo para animar más el suelo. Por lo general esto lleva a realizar una combinación de colores muy bonita. Incluso en relación a la limpieza los porcelanatos mixtos pueden llegar a ser una buena solución, debido a que ocultan la suciedad si no tenemos tiempo de repasar el piso todos los días. Si vamos a elegir porcelanatos en blanco o beige tendremos que tener en cuenta que esto implicará un mantenimiento más asiduo que el de los colores más sufridos o los combinados. Todo depende de cuánto tiempo y energía propia estemos dispuesto a invertir en la limpieza del piso.

En relación a la colocación de los pisos de porcelanato, esta se realiza de forma fácil. Los mismos se venden en placas o baldosas de aproximadamente 50x50cm o 60x60cm. Estas son piezas grandes de manera de hacer la colocación lo más fácil que se pueda. Por lo general las baldosas se colocan sobre una capa de cemento. Algo importante que tendremos que tener en cuenta será que el piso tendrá que estar bien preparado, liso y sin irregularidades de manera de obtener el mejor resultado a la hora de la colocación de los porcelanatos. A la vez será importante evaluar que no haya ningún tipo de humedad proveniente del suelo y que pueda llegar a afectar la adherencia del porcelanato. Finalmente para evitar el desgaste de las baldosas es importante aclarar que ante ciertas manchas de dificultad en el cerámico, lo mejor será aplicar un trapo con solamente agua, preferentemente tibia y remover la mancha haciendo la menor presión posible. Si presionamos fuerte podemos llegar a quitar el patrón de dibujo del porcelanato y provocar un desgaste realmente innecesario en el mismo. Como conclusión podemos decir que tanto a nivel económico como a nivel de la practicidad los pisos de porcelanato son una de las mejores opciones para ambientes de alta circulación. Obtendremos un producto de calidad a un precio razonable, decorando y revistiendo de manera agradable nuestros ambientes. La gran cantidad de opciones en relación a los colores o patrones hacen al porcelanato una opción para casi todas las casas y/o departamentos sin importar el estilo o la antigüedad.