Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

PORCELANATO

El porcelanato es hoy en día quizá una de las mejores opciones para revestir los suelos de pisos y cocinas. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de porcelanato? Este es gres de pasta blanca que debido a la composición de sus materias primas es cocinada a alta temperatura. Este proceso le brinda ciertos atributos muy importantes. Uno de ellos es que no deja pasar el agua. También es ideal porque resiste a la flexión y tolera muy bien los cambios de temperatura bruscos. Esto la hace una excelente opción tanto para interiores como para exteriores. Muchas veces el porcelanato se confunde con el cerámico, sin embargo existen diferencias entre estos dos. El cerámico se compone de una mezcla entre la arcilla y otros minerales que se cocina a 1100 grados. Esta mezcla tiene una terminación porosa a la que se le suele agregar una capa de esmalte. En cambio, el Porcelanato es una masa uniforme que se cocina a una temperatura ligeramente más elevada, 1200 grados centígrados. Luego de la cocción a esta masa se le adhiere color. La misma se puede obtener en una terminación fina o rugosa. Las mayores diferencias están en la resistencia a la flexión, la durabilidad y la absorción del agua de estas superficies. Un punto ciertamente importante a conocer es cómo cuidar el porcelanato. El cuidado de este material suele ser fácil.

Por lo general se evita todo tipo de limpiador que contenga cera, o que sea oleaginoso, debido a que estos productos más que limpiar la superficie la cubren con una película que luego resulta bastante difícil de quitar. La opción más fácil para lavar porcelanato es utilizar agua y un poco de jabón de formaporcelanato de poder obtener una verdadera limpieza de la superficie. Debido a la poca absorción de agua del porcelanato, estos pisos se secan de manera muy rápida, por lo cual la limpieza podrá llevarse a cabo de manera rápida y práctica. Más allá de esto, si encontramos alguna mancha en el suelo difícil de sacar, una buena solución será poder aplicar un paño con agua tibia sobre la superficie del porcelanato. No tendremos que efectuar mucha presión, debido a que refregar el paño contra el porcelanato nos hace correr el riesgo de quitarle el dibujo, por eso el proceso de quitado de manchas tendrá que ser hecho con mucho cuidado. Si pretendemos revestir los suelos de un ambiente donde circulan niños el porcelanato será realmente una buena opción. Una de las razones es que este es un suelo con una gran propiedad antideslizante. Los niños suelen correr en el piso, por lo que necesitaremos una superficie donde no corran el riesgo de resbalarse. Además la facilidad de la limpieza del mismo hace que puedan jugar y dibujar en el piso sin temor de dejar manchas irreparables. Muchas veces la remodelación que hacemos de nuestros ambientes es parcial, debido a que no tenemos un presupuesto grande como para remodelar toda una cocina. En este caso cierta ansiedad se puede generar en relación si vamos a poder combinar el nuevo piso con el resto del ambiente. En el caso de utilizar porcelanato esto será muy fácil debido a que las opciones en colores y texturas son muchas. Gracias a la creación sintética de este tipo de piso, podremos encontrar baldosas en múltiples tonalidades, pudiendo combinar cortinas, mesada, cajones, etc.

Otra de las razones por las cuales el porcelanato resulta una buena opción es que se ajusta a aquellos que tienen un presupuesto acotado. Los pisos realizados a base de materiales naturales generalmente son mucho más caros y no ofrecen los beneficios de funcionalidad que nos dan los pisos de porcelanato. En relación a la colocación podemos decir que la misma se puede llevar a cabo de manera rápida y fácil, en especial debido a que el tamaño de las baldosas oscila entre 50x50cm y 60x60cm, lo que hace que podamos cubrir un ambiente mediano en muy poco tiempo. Un punto importante a considerar es que antes de colocar los porcelanatos el piso debe estar correctamente preparado y nivelado. Si el mismo presenta irregularidades habrá que ponerlo en condiciones antes de la colocación de las baldosas. Anteriormente mencionábamos que la absorción del agua es una de las propiedades más importantes del porcelanato. Más allá de ser esto un beneficio en interiores (por ejemplo en la decoración del baño), esto es un beneficio en exteriores, y podemos llegar a utilizar porcelanatos para cubrir los bordes de la pileta, mezclando así los beneficios de su impermeabilidad con sus beneficios antideslizantes. Podemos concluir entonces que para quien busca una opción económica y práctica, el porcelanato es una de los materiales más adecuados. Solamente será cuestión de buscar el color y el diseño que más nos agrade y que menos modificaciones decorativas requiera en el ambiente en cuestión.