Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

PISOS FLOTANTES

Hoy en día los pisos flotantes son una de las opciones más elegantes para la decoración de nuestros ambientes, en especial para el living y la habitación. Por lo general los pisos flotantes recrean la belleza del parquet, pero con una superficie plana y mucho más fácil de mantener. Como su nombre los pisos flotantes se colocan directamente sobre la superficie sin necesidad de amurar al piso, ni introducir ningún tipo tuerca ni remache. Los pisos de este tipo se pueden instalar sobre cualquier tipo de superficie, como por ejemplo linóleo, madera, baldosas, vinilo y cemento. La condición más importante para la colocación del mismo es que el piso sea regular. En caso de que el piso muestre irregularidades, en  este caso será importante prepararlo  y nivelarlo antes de la colocación del piso flotante. Una de las preguntas más habituales que algunos se hacen tienen que ver con el cuidado o mantenimiento de estos pisos. La superficie plana de los pisos flotantes nos da la posibilidad de limpiarlo de manera muy fácil. Para la limpieza tendremos que utilizar un trapo seco que nos permita quitar con facilidad el polvo. La recomendación en líneas generales es no utilizar trapos mojados, debido a que pueden dañar la superficie del piso flotante. En caso de encontrar manchas en el suelo difíciles de sacar, podremos utilizar un paño levemente húmedo, y atacar la mancha sin aplicar mucha presión. La utilización de productos de limpieza como ceras se encuentra por lo general contraindicada, debido a que las mismas no limpian el piso, sino que generan una película sobre el mismo. El encerado hace que el piso se marque de manera muy fácil, por lo cual tendremos que evitar el uso de estos productos, realizando la limpieza del piso de manera clásica. 

Algo a considerar es que el piso flotante se encuentra contraindicado en el caso de ambientes muy húmedos como baños y lavaderos. La humedad puede llegar a dañar el piso. Este daño se ve por lo general reflejado en grietas y fracturas del mismo. El piso flotante no funciona bien en contacto con el agua,pisos flotantes por lo cual tendremos que abstenernos de colocarlo en estos ambientes. La cocina también es una opción demasiado sensible pera este tipo de piso, en especial por la grasa y el calor. Este último factor también puede llegar a afectar el piso agrietándolo. Con respecto a la composición de un piso flotante típico, podremos dividir a sus componentes en cuatro capas. La capa más superficial estará compuesta por melamina y será la que le dará la resistencia al piso. Por debajo de la misma encontramos la capa decorativa donde podemos un patrón de decoración hecho a través de maderas naturales.  Bajo esta capa encontramos una hecha a partir de madera prensada a alta presión. Por último, pero fundamental, encontramos una capa impregnada con resina que previene que se filtre la humedad y asegura cierta estabilidad dimensional. Dos beneficios importantes del piso flotante que no son generalmente mencionadas es que el mismo es térmico y acústico, lo cual nos ayudará a reducir el consumo de energía y aumentará nuestro nivel de confort. En relación a la protección de los pisos flotantes, tendremos que tener en cuenta que los muebles no impriman demasiada presión sobre el suelo, dejando así marcas. La idea será que en aquellos puntos del suelo donde hay mucha presión utilicemos protectores, como por ejemplo una pequeña alfombra, de manera de prevenir las marcas. Aunque parezca extraño las aplicaciones de pisos flotantes son amplias, y no son solo ambientes como el comedor o el dormitorio los que pueden ser cubiertos con los mismos. Si lo hacemos hacer por un profesional también podremos disfruta de pisos flotantes en nuestras escaleras. La tarea de colocación en estos espacios es un poco más ardua de lo normal, sin embargo si es realizada por un profesional podremos obtener una hermosa apariencia en nuestras escaleras. Finalmente, con respecto a la duración podemos decir que la misma dependerá del cuidado que el piso reciba.

Sin embargo si efectuamos la instalación como corresponde y realizamos un mantenimiento periódico de los mismos, probablemente los pisos flotantes duren muchísimos años. En la duración también influirá si estamos hablando de los clásicos pisos melamínicas o de la versión de pisos flotantes de madera natural. La madera natural será lógicamente más duradera que los pisos melamínicas, pero tendrá un costo proporcional a los mismos. Finalmente en relación a los patrones, podremos elegir distintas figuras de manera de tener un piso divertido y poco convencional con un presupuesto controlado. Los diferentes vendedores nos ofrecen patrones que combinan distintos tonos de madera y que podremos elegir de acuerdo al ambiente que estemos buscando decorar. Aunque estos pisos combinados pueden ser un poco más caros que los tradicionales, nos proporcionarán un toque distintivo en la decoración de nuestros ambientes.