Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

LAQUEADOS

Cuando necesitamos pintar objetos, muebles u otros elementos de mucha importancia que utilizamos en nuestra vida cotidiana, es fundamental averiguar acerca de las alternativas de aplicación, las herramientas requeridas y sus respectivos materiales para poder trabajar de la mejor manera posible en nuestro hogar. Actualmente, los laqueados consisten en técnicas especiales donde se utilizan pinturas mayormente decorativas, las cuales se suelen aplicar uniformemente en forma de capas muy finas de pinturas lacas dejando secar la superficie entre cada una, consiguiendo un acabado perfecto. De hecho, con este tipo de procedimientos se pueden obtener múltiples acabados con un gran nivel de resistencia, muy brillantes y lisos notables en el trabajo terminado. La aplicación de laqueados está recomendada especialmente en todo tipo de mobiliarios, aunque también sean ideales para aplicarse como método en cualquier superficie dentro y fuera de la casa que incluya materiales tales como el metal, madera, mampostería, cerámica, mármol, etcétera. Asimismo, los expertos en o sugieren existe una posibilidad común de llevar a cabo este tipo de trabajos, que es utilizando un compresor para superficies muy amplias y pinceles para otras si es necesario, puesto que el material principal a emplear seria una pintura laca a base de poliuretano, ya que este producto se ha elaborado de manera bicomponente (laca y catalizador), de manera que el soporte laqueado en todo caso pueda al pasar unas horas se seque con gran capacidad de resistencia. Igualmente, los productos para laqueados son muy variados y asimismo cuentan con una amplia gama en colores para elegir de acuerdo al soporte que debemos pintar, por lo cual también se obtienen diferentes estilos de acabados tal como es la terminación, brillante, satinado o mate.

Por lo general, antes de que suministrar a las superficies de cualquier de los materiales permitidos una técnica de laqueado, es importante saber que antes de comenzar a pintar debemos retirar de esa extensión todo rastro de polvo, grasa, aceite, u óxido, o sea, libre de suciedades que puedan estarlaqueados impregnadas en el lugar. Además, si la intención es llevar a cabo un procedimiento incluyendo el laqueado sobre un área ya pintada previamente, y que en casi su totalidad se presente en un buen estado, lo que se puede hacer en ese caso es mejor lijar las partes, mientras que si se trata de un soporte en mal estado o uniforme, será más conveniente recurrir a algún producto removedor de manchas para que al aplicar la pintura nueva se pueda adherir más fácilmente. El acabado que una vez terminado el proceso de aplicación suele volverse impecable, dando la sensación de un material recién confeccionado. Es importante evitar usar este tipo de técnicas en laqueados los días en que las temperaturas son muy altas puesto que si esto sucede corremos el riesgo de que la pintura laca aplicada no se adhiera correctamente al soporte en cuestión debido a que es necesario el secado rápido sobre todas las cosas. Los laqueados aportan, sin dudas, unos acabados de excelente resistencia, muy lisos y brillantes estéticamente. Como hemos señalado antes, este es un proceso que básicamente se emplea por medio de diferentes herramientas disponibles en el mercado, pues la pintura laca cuyo principal componente es elaborado especialmente para ser impreso en distintas superficies sin problemas, es lógico que sea un producto muy sofisticado y su vez utilizado para estas cuestiones.

Dicha pintura que emplearemos en los trabajos de laqueado posee características que la hacen fundamental en función de contrarrestar el efecto de la humedad, además de armarse como barrera contra las altas temperaturas, y es muy resistente, sobre todo si hablamos de maderas. Sabemos, que la madera es uno de los materiales que más se usan para las construcciones de muebles, puesto que se trata de un producto muy noble y cuando está perfectamente confeccionado aporta una elegancia y estilo personal al lugar. Y generalmente, los laqueados en la madera se llevan a cabo con un motivo de decoración y mantenimiento a pesar de su resistencia natural. Igualmente, esta es una técnica que consiste en aplicar varias capas muy finas de laca de manera que la misma se imprima sobre la superficie consiguiendo la protección y apariencia necesaria. Además, cada material del cual optemos para pintar, puede decorarse con incrustaciones o bien se suelen tallar las zonas con diversos diseños tal como sucede con los muebles en madera o en pisos de cerámica u otras superficies en general. También, a la hora de realizar laqueados tenemos la posibilidad de elegir en el mercado el tipo de pintura de acuerdo a las prestaciones que presenta, tal como puede ser lacas a base de agua, las cuales permiten un secado más rápido y es empleado mayormente en maderas. Otras son las lacas a base de nitrato, que presentan una excelente resistencia al alcohol y agua. El acabado a obtener dependerá de las alternativas y método disponibles. Todos los tipos de lacas son aplicables con pincel o pistola, puesto que la mayoría contienen solventes líquidos. Y para concluir, podemos recordar que los laqueados incluyen a todos los soportes elaborados con los materiales disponibles en la construcción potenciando los resultados.