Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

BARNIZ PARA LADRILLO

En la actualidad somos muchas las personas que consideramos al ladrillo como uno de los materiales más eficientes para la construcción y decoración de nuestra vivienda, ya que contando con los mismos es muy posible llevar a cabo muchísimas alternativas en revestimientos protegiendo y conservando su apariencia ante la vista de los demás. Y, haciendo hincapié en las herramientas y productos necesarios más para las paredes o fachadas más precisamente lo importante es tener en cuenta al barniz para ladrillo que siempre cumple un rol funcional acorde a las cuestiones de mantenimiento constructivo. Aparte, sabemos que cualquier tipo de revestimiento en las paredes requiere de la aplicación de algún material sobre toda su extensión para conseguir diversos efectos, tal como los favorece el barniz, ya que a la hora de revestir cualquier superficie de ladrillo ejercerá la función de protección y a su vez decorar ocultando ciertas imperfecciones. Justamente, en el caso del barniz para ladrillo es conveniente señalar en principio que se trata de un producto especialmente formulado para superficies en las que se involucre a este material sin modificar su estilo original y rústico. Respecto a las características del barniz, se puede especificar que se trata de un producto compuesto por una especie de película en tono transparente complementado con compuestos de siliconas varias y resistentes. Igualmente, la mayoría de los especialistas afirman que no se trata una capa protectora como cualquier otra que se puede utilizar para cuidar la madera o el metal, sino que más bien estamos hablando de un material preparado especialmente que permite a la superficie, en este caso al ladrillo, la función de respirar y emancipar los efectos de la humedad, pues a la vez se encarga de evitar que se formen manchas con el correr del tiempo.

Además, este producto se encarga de evitar las agresiones a la intemperie sí como también resguarda a la fachada del agua del exterior que ingrese a la pared construida tal como puede ser la humedad y la lluvia que está presente en el ambiente. En este caso, los acabados que se pueden conseguir enbarniz para ladrillo superficies de ladrillos son el de tipo mate, es decir, sin apariencia de brillo y en satinado. Por lo general, la aplicación se lleva cabo realizando al menos tres capas de producto a modo se conseguir que el total de la superficie se encuentre protegida y asimismo para poder apreciar un tono brillante esencial respecto del acabado satinado. Además, en esta cuestión necesitaremos de algunas herramientas esenciales a fin de concretar un buen trabajo, entre ellas un rodillo, brochas y soplete. Es importante tener en cuenta también que no es recomendable utilizar este producto para llevar a cabo la tarea junto con la mezcla de entonadores u otras tinturas universales porque las mismas tienden a quitar un alto porcentaje de protección y disminuye su apariencia estética brillante. Precisamente, son barnices que se diluyen en el agua, su aplicación es sencilla y directa pues si contamos con los elementos necesarios no deberíamos tener ningún problema en el procedimiento de trabajo. Igualmente, el empleo que se realiza con este tipo de componentes no se limita a espacios exteriores, aunque la mayoría de las personas crean que es así, sino que se pude colocar también en lugares cerrados, o sea en interiores, tal como sucede con las paredes de construcción en estilo rústico (especialmente ladrillos vistos), fibrocemento, hormigón, pisos en ladrillo, revestimientos varios, sobre tejas, y hasta en piedras. Actualmente, podemos considerar que estos esmaltes especiales existen básicamente a fin de conservar la impermeabilidad en cuanto al ladrillo logrando un brillo impecable como cualquier otra pintura similar.

Consideremos, que el ladrillo es por mayoría el material que más utilización ejerce cuando nos referimos al tema de la construcción, pues siempre están al alcance debido a su costo accesible y adecuado a diferentes usos de decoración. De hecho, si tenemos en cuenta a las fachadas que muy a menudo se construyen en las viviendas, podemos agregar que este tipo de estructuras son las que mayor tiempo duran y aquellas que mejor conservan el aspecto estético, aunque es evidente que no están exentas a recibir ataques dañinos para su mantenimiento como la polución, erosión, el efecto del sol y otras alteraciones normales consecuentes del ambiente en general, por lo que al cabo de algunos años tienden a disminuir su brillo y color del ladrillo y terminan por destruirse completamente. Precisamente, la restauración o mantenimiento apropiado existe un barniz para ladrillo especial que lo podemos conseguir a un valor accesible en loa comercios donde disponen de materiales para la construcción de todo tipo y por supuesto, su aplicación es muy sencilla. De todas maneras, si le interesa tener en cuenta algunas recomendaciones respecto a los cuidados a la hora de su aplicación, puede utilizar protección para las manos colocándose guantes, en el rostro use barbijo y para el resto del cuerpo una vestimenta bastante gruesa y en desuso. También, puede que sea conveniente emplear el barniz con suavidad para no derramar líquido por el resto de la superficie. Igualmente, ante cualquier duda sugerimos consultar con un fabricante para una mejor recomendación sobre qué productos serán los adecuados en este caso.