Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

BARNIZ PARA CERAMICA

Si hablamos de materiales nobles, el barniz para cerámica es uno de los productos más utilizados en el arte decorativo y la construcción de viviendas, lo cual es ideal para cuando necesitamos restaurar algún espacio o alguna zona que resaltar. Las características principales favorecen ampliamente al tacto como así también incorporan una película fina que les permite una apariencia estética fundamental para los ambientes y por esta razón son muy elegidos por las personas. Pero, ¿de qué están compuestos los barnices para cerámicas?, a esa cuestión podemos responder que el barniz es un esmalte adquirido como producto de la mezcla formado básicamente por varios formulas de metales óxidos a los que se complementa en la mayoría de los casos silicatos para conseguir una mejor formula de adhesión. La tarea principal del barniz se puede decir que consiste en cubrir como una capa al tratamiento final que se quiere realizar en cualquier superficie donde se hayan colocado cerámicas e incluyendo de esta manera una increíble protección impermeable y aumentando su elegancia, resistencia y perdurabilidad contra agentes destructivos. Los sitios más preferidos para instalar cerámicos son el baño y la cocina, porque no solo los pisos pueden estar muy bien revestidos con este material sino que también es ideal para paredes, mesadas, y decorarse con múltiples formas, colores e incluso son indispensables para esos lugares donde necesitamos mantenerlos lo más limpios e higienizados posible. Son altamente recomendables para espacios como hospitales y cualquier otro local comercial que requiera de cuidados y limpieza extrema. Igualmente, volviendo al tema del barniz, podemos señalar que existen barnices de diferentes composiciones ya que están formulados en base a distintas propiedades químicas.

De todas maneras, todas las clases de esmaltes para cerámicas contienen tres elementos fundamentales para su elaboración que favorecen otros aspectos, tal es así que básicamente podemos especificar al disolvente, el cual es un producto que facilita la unión para que los demás componentes sebarniz para ceramica mezclen muy bien. También, es fundamental considerar que en la actualidad y respecto a la mayoría de los trabajos decorativos y de construcción, el barniz para cerámica extiende su utilización en objetos que no se hayan esmaltada con anterioridad una vez elaborados ya que contando con las características principales de porosidad, sobre todo si nos referimos a soportes continuamente en contacto con el agua u otros líquidos. Recordemos, que cualquier protector para cerámicos podemos conseguirlos en tiendas específicas de materiales para la construcción o pinturerías, en esos sitios además tenemos la oportunidad de consultar con el proveedor sobre las recomendaciones que respectan al producto para que a la hora de aplicarlo concluyamos con la tarea lo mejor posible. El barniz para cerámica lo podemos aplicar en todos lo soportes que incluyan revestimientos, pavimento o gres de tipo rústico, y en la colocación de piezas sobre las juntas ya empastinadas. De hecho, empleando el barniz conseguiremos una protección incolora y eficiente para las juntas de piezas de cerámica evitando que en ellas se formen hongos. También, ejercen una barrera contra la proliferación de manchas en las superficies producidas por café, gaseosas, vino, limón, té, etcétera. Y lo más importante es que los barnices se encargan de evitar que a los cerámicos se les adhiera la suciedad del ambiente, y en consecuencia la limpieza resultará más sencilla. Para aplicarlo es necesario limpiar con anterioridad la superficie a barnizar, luego proceder a colocar el producto con suavidad cubriendo toda la extensión, sobre todo en las juntas.

Necesitaremos una esponja o pincel especial para eso u una vez que se encuentre seca la primea mano, para lo cual deberíamos esperar al menos dos horas, para después pasar otra capa a modo de afianzar la adherencia de la totalidad del producto. De todos modos, este procedimiento es recomendable realizar cada tres meses aproximadamente cuando se trate de pisos para proporcionar al cerámico una protección más duradera y resistente. En lo que a cerámico respecta se puede decir que es muy común su instalación en cocinas, baños y pisos de viviendas, ya que este material permite realzar el aspecto estético de esos espacios y además al encontrarse en frecuente contacto con la humedad es una manera de formar una protección contra esa cuestión. Hoy en día, el mercado no sólo ofrece diferentes tipos de piezas cerámicas para decorar, sino que también están encargados de facilitarnos ciertos productos que puedan ayudarnos con el tema de la limpieza y mantenimiento y es por ello que una vez adquirida una cantidad determinada de ejemplares para colocar en los suelos no debemos dejar de incluir un barniz para cerámica específico para trabajar. Para ir finalizando con la información, podemos recordar que los barnices en general están especialmente formulados en base a sustancias protectoras como las resinas, y en todos los casos son indicados para tratar piezas o zonas expuestas continuamente a los desgastes propios del uso y efecto del ambiente o el clima, por lo que la mayoría de los materiales como la cerámica en función de estos productos aumentan su resistencia.