Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

MARMOLES MEXICANOS

Los mármoles mexicanos, tal como se los menciona ya que es de donde provienen y en el cual son muy utilizados como recurso para construcciones y decoraciones en los hogares. De hecho, en este último tiempo son muchas las viviendas que han elegido a este tipo de materiales para su ornamentación de estancias, como así también en los departamentos pretendiendo conseguir un estilo original y una elegancia plena en el lugar. Por lo general, los mármoles mexicanos son adecuados para fabricar todo tipo de superficies y decorar otras, ya que estas piedras permiten construir elementos sanitarios, escaleras, encimeras, paredes, pisos, columnas y muebles varios. Las diferentes opciones de áreas para colocar este tipo de mármol son muy amplias puesto que las tecnologías son las que favorecen su elaboración fundamentalmente. Por ello, las empresas incluidas en el mercado mexicano que se dedican a extraer mármol de sus propias canteras a la vez se encargan de la exportación de estas piedras de gran valor decorativo, ya que México se considera un País de grandes zonas productivas en cuanto a los tipos de mármol que se pueden encontrar, para los cuales también se realizan tratamientos especiales y otros procesos para las terminaciones de los productos adecuadamente. Una de las grandes ventajas que tienen estoa materiales actualmente tiene que ver con la posibilidad de adquirirlos a precios accesibles de acuerdo a las necesidades de cada uno, pues hoy en día es posible conseguir adornar tu hogar de la manera más elegante sin necesidad de gastar mucho dinero.

Además, las aplicaciones son muy variadas y a su vez bastante sencillas, por lo que si se llegan a colocar perfectamente se pueden conseguir resultados muy favorables logrando un estilo moderno o vanguardista y un aspecto sumamente lujoso generando la admiración de todos los espacios de la casa. Otramarmoles nexicanos ventaja que debemos mencionar  en este caso también es que los mármoles mexicanos no necesitan instalarse por toda la casa para poder lucirse, sino que basta con colocarlos en algún espacio determinado, como por ejemplo, el baño o la cocina, ya que gracias a sus diseños se pueden crear muchísimos estilos, sobretodo teniendo en cuenta los amplios espacios o los sectores con iluminación constante y  reformar el hogar a nuestro gusto. Por otro lado, si estamos interesados en realizar alguna escultura como objeto de decoración, lo más probable es que los especialistas en el tema recomienden emplear los mármoles mexicanos mayormente de color blanco y de grano fino. Por eso, la mayoría de los mármoles utilizados para estatuas son muy caros, ya que el blanco es el tono más escaso. Por otro lado, existen mármoles con mayor variedad de color, pues ciertas piezas se componen de un tono natural y otros que incluyen vetas y manchas en diferentes tonalidades. Por otro lado, existe otro tipo de mármol llamado ónix, el cual se basa en el color verdoso mezclándose con figuras en tonos amarillos y rojas, aunque es sumamente blando y brillante por lo que se suele dañar con mayor facilidad que otros mármoles mexicanos y precisamente por esta razón es que los fabricantes los recomiendan para colocar en espacios de interior. Mientras que, los mármoles mexicanos de figura travertino, son aquellos que casi siempre se asemejan a lo amarillento respecto de su tonalidad, pero son los gozan de mayor densidad a diferencia de los demás debido a su porcentaje de porosidad.

Los chipolinos, son otro tipo de mármoles mexicanos que podemos encontrar asiduamente en el mercado, nada más se diferencian por tener sus vetas intercaladas. Y sobretodo, se lo conoce como un material poco resistente a los cambios atmosféricos, con el paso del tiempo tienden a degradarse formándose como un pequeño circulo con hojas delgadas de apariencia estética muy rara y en muchos casos se los recomiendo para lugares de poco tránsito de personas por eso es ideal para espacios interiores como la cocina. De hecho, la mayoría de estos tipos de mármoles son sugeridos para sitios en donde no se puedan dañar fácilmente ya que su composición no resulta muy resistente. Sin embargo,  las piedras de lumaquena son aquellas que en su estado natural contienen conchas fósiles en un gran número y que se encuentran muy visibles estéticamente. En este caso, el proceso de circulación que realiza el agua junto con sales calcáreas y por donde surgen las brocatelas y brechas es lo que determina la formación de este otro estilo de mármol muy vistoso. Otra de las características son sus manchas de diferentes colores que se destacan por ser muy llamativas y sirven tanto para exteriores como para el interior del hogar, especialmente en baños. Cabe la posibilidad que tengamos a nuestro alcance a los mármoles reconstruidos también, pues estos elementos se consideran artificiales y se suelen elaborar mediante el uso de residuos presentes en canteras, por lo que se extraen en un estado compuesto por partículas de polvo y otras escallas de un mínimo tamaño, que luego, con ayuda de herramientas específicas se mezclan con materiales resistentes tales como el cemento, el yeso y otros pigmentos totalizados, y de esta manera obtenemos por lo general baldosas o mosaicos de muy buena calidad para su empleo con gran facilidad y sobretodo son muy durables.