Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

MARMOL BLANCO

En el siguiente artículo se brindará la información pretendida sobre lo que respecta al mármol blanco, el cual es un elemento que tiene mucha importancia en el mercado de la construcción debido a su esencia en cuanto al color que se destaca por su excelencia decorativa. El mármol de color blanco está siempre presente en los trabajos que involucran a la decoración porque se adapta sencillamente a las estructuras y superficies a las cuales se necesitan restaurar y revestir ambientes como jardines y otros sectores especiales de la casa. Este material es a su vez muy bonito y notable de un brillo intenso. El mármol blanco es comúnmente conocido como una roca en estado compacto grueso y uniforme que se extrae generalmente de canteras subterráneas donde también se pueden encontrar mármoles blancos conteniendo algunas vetas y fibras de color azul grisáceo claro como combinado. Generalmente, este tipo de elemento se puede encontrar manifestado en diversas formas, aunque las más comunes son las baldosas, losas, bloques y producto de acabado especialmente preparados para diversos fines. Respecto de su comercialización en el mercado, se puede señalar que los mármoles de color blanco provienen en la mayoría de los casos desde países europeos como España y Reino Unido, aunque China también cuenta con una demanda importante en la actualidad. Además, el mármol blanco puede conocerse con diferentes nombres alternativos dentro del mercado que hacen al producto más atractivo, de este modo las menciones más comunes que se pueden encontrar son el blanco de carrara, el lijar, macael, tranco y blanco río. Por otro lado, debemos tener en cuenta que este tipo de mármol de calcita se extrae desde fuentes de explotación como las canteras ubicadas a gran altura en las montañas y de las cuales pueden obtenerse una cierta cantidad de bloques en múltiples medidas.

Es posible que las canteras posean grandes dimensiones debido a las medidas de las rocas. Hoy en día, este material de excelentes prestaciones es de uso frecuente en los hogares y más precisamente empleados en forma de azulejos o baldosas para revestimientos de pisos y paredes de baños omarmol blanco encimeras de cocinas. Es importante considerar también que este tipo de piedras es muy bien valorada por las empresas debido a sus características beneficiando enormemente a la estética y al mantenimiento cotidiano. De todos modos, los mármoles en tono blanco vienen de varias formas y tipos aunque el mencionado mármol blanco de Carrara es el ejemplo más comúnmente conocido y que se destaca por su resistencia, estilo y delicadeza. Sin embargo, la piedra de mármol que se menciona del color blanco en verdad se ve de color gris claro, ya que las piezas pueden estar compuestas por líneas en tonos grises claras u oscuros y que a veces suelen cubrir toda la superficie. En definitiva,  el mármol de color blanco se diferencia de los demás ya que cuenta con aspectos únicos y características propias del cual notaremos variaciones en el aspecto especialmente que depende de la pureza que contenga el fondo de la piedra blanca ya que normalmente aparecen en ella vetas más o menos en tonos grisáceos y que comúnmente se clasifican por su nombre o de acuerdo al tipo A, B, C, que representan cada uno a un tono diferente. Igualmente, este material se puede usar para el trabajo en casi todas las alternativas de aplicación debido a su maravilloso aspecto del color puro y altamente resistente, lo que además se adecua perfectamente para alternativas en proyectos de revestimientos en fachadas exteriores o para pisos de distintos ambientes.

No obstante, la mayoría de los profesionales que se dedican a la actividad de decoraciones recomiendan utilizar este tipo de materiales para diseños de interiores, como puede ser la fachada del baño, aunque también el mármol blanco lo podemos encontrar colocado muy elegantemente en encimeras de cocinas, chimeneas y hasta en muebles de lujo. Por otro lado, los mármoles de este color claro suele ensuciarse con facilidad, por eso en cuestiones de limpieza y mantenimiento es necesario tener en cuenta ciertas recomendaciones para aplicar en este caso. De todos modos, no es muy difícil limpiarlo y por esta razón es que son frecuentemente utilizados en la construcción. De hecho, el mármol de este tipo se destaca por su especial característica que permite la sencillez de limpieza, ya que si logramos mantenerlo a diario puede verse siempre impecable. Por ejemplo, las manchas del mármol blanco se pueden quitar frotando con un paño húmedo embebido en limón o con una mezcla de vinagre y agua; luego dejar unos minutos actuar la aplicación y enjuagar con abundante agua fría. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el vinagre tanto como el limón son sustancias que resultan perjudiciales para el mármol por lo que es conveniente dejarlos actuar por un par de minutos nada más y aún las manchas persistiesen tendríamos que volver a aplicar el procedimiento enjuagando hasta conseguir un mejor resultado. También, tengamos claro que este material al contar con una superficie porosa por lo que requiere del cuidado aplicando algunas capas de cera para sellar esa porosidad existente, de este modo podrá lucir como nuevo y mantenerse en el tiempo brillante como el primer día.