Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

MARMOLES

Si buscamos información sobre los mármoles seguramente nos encontraremos con la mención de que es un elemento formado mediante la aparición de rocas calizas que a través de los años han sufrido un proceso de cristalización a muy altas temperaturas. El mármol es un material que resulta indispensable en la mayoría de las construcciones hogareñas, así como también para grandes estructuras y en las actividades de decoración. En este caso es importante recordar que las prestaciones de los mármoles aportan a su vez otros aspectos y características esenciales para la formación de diferentes estilos y tipos que de acuerdo las preferencias de cada uno podemos encontrar lo adecuado en función de los fines actuales. Por otro lado, es fundamental mencionar que gran parte de este material extraído de la naturaleza contiene numerosas impurezas tales como los óxidos de ferro, silicatos de cuarzo, partículas de magnesio y azufre y además de pequeñas cantidades en partículas orgánicas. Aunque las impurezas que a veces algunos tipos de mármoles contienen no resultan perjudiciales para su posterior empleo en las construcciones, sino que por el contrario, su presencia es lo que determina la aparición de franjas, ribetes y manchas que transforman al mármol en un elemento muy apto para los revestimientos decorativos. Generalmente, se puede ordenar a este material en tres grupos. En primer lugar, es importante mencionar a los mármoles que se forman como producto de un proceso que implica la cristalización de partículas calizas. En segundo lugar, se encuentran los mármoles que cuentan con materia producto de las precipitaciones químicas calientes, mas conocidos como piezas travertinas. En tercer lugar, tenemos al grupo de los marmolónices, los cuales surgen de las precipitaciones de vertientes cálcicas frías.

De hecho, en este caso podemos agregar que estas piedras frecuentemente se encuentran en las paredes, suelos y techos de las grutas y corrientes superficiales componiéndose de columnas cálcicas. Otro punto importante en este tema son los usos habituales que se le puede dar a losmarmoles mármoles, por ello se puede señalar que se lo utiliza frecuentemente para las tareas constructivas de revestimientos en paredes, pisos, escaleras, o cualquier otra superficie que lo permita y necesite cubrir ese espacio con este tipo de materiales para contrarrestar los efectos de la humedad, además de otras disponibilidades opcionales que existen para concretar una decoración elegante del lugar. Básicamente, los expertos señalan a este tipo de piedra como un material poseedor de una belleza increíble y que se caracteriza por su respectiva textura, colores y los múltiples diseños surgidos de manera natural y extraída de canteras, lo cual pertenece al grupo de las rocas areniscas y calizas conservando forma natural terminan siendo colocadas en revestimientos y decoraciones de espacios exteriores e interiores combinando asimismo los colores con la estética y elegancia de las viviendas en cuestión. Por lo general, los colores se clasifican de acuerdo a su apariencia pero es muy común encontrar a los mármoles en tonos blancos, verdosos, el negro, amarillo, como así también al blanco grisáceo y más puro y al conjunto de las combinaciones que incluyen los negros azulados, otros rojizos y marrones, la gama de los grises, entre otras mezclas claras productos de la combinación que se lleva a cabo de los restos sedimentarios de rocas cristalinas a lo largo del procedimiento metamórfico proveniente de la tierra.

Por otro lado, es importante destacar que los mármoles en función de conseguir una mejor distribución de sus aplicaciones y usos poseen designaciones universales especiales tales como Bardigilio, Brocatel, Portoro, Carrara, Travertino, Sacaroide y marmolonix, entre los cuales se diferencian de acuerdo a la composición del fondo que contienen la variedad de rocas que por lo general presentan líneas, manchas o venas que se distribuyen por toda la pieza extraída de canteras subterráneas con maquinarias especiales. También, es interesante el tema que respecta a sus aplicaciones, que, como hemos mencionado antes es muy amplia, ya que lo más habitual es el revestimiento de paredes y pisos de cocinas y baños, pero actualmente gracias al avance tecnológico es muy sencilla la colocación de los mármoles en mesas, columnas, encimeras, escaleras interiores o de patios, escalinatas, piscinas, y así también en la estructuración de otros elementos decorativos en distintos espacios. La resistencia con que cuentan este tipo de piedras les permite resistir los cambios bruscos en temperaturas, los golpes y el paso de los años. Además, al utilizar esta piedras naturales tenemos la ventaja de poder realizar con las mismas diferentes tratamientos superficiales, es así como surgen la actividad del pulido, flameado, abujardado, y apomazado. Igualmente, en el transcurso de estos procesos es necesario contar con maquinarías montadas y empleadas por profesionales, los cuales también llevan a cabo las extracciones de las piedras disponibles en canteras. Todo lo mencionado se hace bajo la supervisión de empresas dedicadas al rubro responsable del óptimo desempeño en cuanto a la extracción y posterior tratamiento de su materia prima para después comercializar y exportar el producto a diversos países interesados en este material práctico y moderno que elige la sociedad en el campo de la construcción.