Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

LOSAS DE HORMIGON

En este capítulo,  nos dedicamos a las losas, que son los elementos estructurales, que tienen mucha importancia en las construcciones, y tienen la función de sostén, y de carga.  Cuando hablamos de losas, nos encontramos con una importante cantidad de ellas de diferentes materiales, pero en esta oportunidad vamos a hablar de tal vez, las más comunes, las losas de hormigón. Hoy,  no se puede imaginar una vivienda sin losas, es porque en ella se apoyan todos los demás elementos de la casa, las paredes, los techos, los pisos. Son las losas de hormigón,  las superficies planas y de forma horizontal de cualquier construcción, y se la llama de hormigón, porque es de ello que están construidas,  de concreto armado. Las empresas que se encargan de la construcción de este tipo de losas, tienen todos los materiales, las herramientas, y las máquinas para hacerlo de la manera más sencilla, como así también cuentan con la mano de obra especializada. Así nos encontramos con elementos como  los hierros que forman columpios, bastones y parrillas. Esto es tan importante, como la colocación del concreto en sí. El trabajo fundamental es la inflexión, ya que las cargas proceden sobre las áreas de esas losas, en forma oblicua al plano horizontal.

En este artículo conoceremos las ventajas y las desventajas a cerca de las losas de hormigón, y en primer lugar mencionaremos las ventajas, por ejemplo que este tipo de losas, que están construidas con cemento, piedras, arena y agua, mediante una malla de hierro, poseen una superior actuaciónlosas de hormigo estructural, y que pueden ser más finas que otras losas con otros materiales, y tal vez una de las más importante ventajas es que se deben colocar los caños de agua, de electricidad o de gas,  antes del vertido de  la losa de hormigón, son más fuertes y prácticamente indestructibles. Para hacer una losa de este tipo hay que cumplir unos pasos que nos llevarán al modelo terminado: En el primer paso, se colocan las varillas rectas, tanto en sentido longitudinal, como en sentido transversal, estas deben estar separadas en unos quince a veinte centímetros, estas varillas son armadas afuera con hierros de 4.2,  10 y 12  milímetros. Se colocan todas las que caben en la superficie a cubrir. Luego, entre cada varilla recta en la mitad, se agrega el columpio que también es confeccionado fuera de la losa, es de hierro, y de 4.2 milímetros, de esta manera se agarran las varillas tanto en la longitud, como en el ancho. Después y una vez armados los columpios,   se colocarán los bastones. Esta es la forma correcta de hacer en emparrillado, para volcar la mezcla. Con esto no se termina la losa solo hay que esperar unos veinte días, pero entre ellos, será conveniente que se proceda a la realización del curado de la losa de hormigón, que consiste en regar con agua durante una semana, una o dos veces al día, para evitar que el sol agriete esa superficie recién hecha. Una de las desventajas es que sí, necesitan mucha más mano de obra, que otras losas en las que se involucran otros materiales. En cuanto a los revestimientos,  estos se colocan de manera más sencilla cuando tenemos debajo una losa de hormigón, que si tenemos las típicas viguetas de ladrillos huecos.

Para hacer una losa de este tipo,  hay que tener en cuenta una serie de elementos, por ejemplo que una losa requerirá de un apoyo en sus cuatro puntas. Tengamos en cuenta que las losas de concreto armado, como también se las llama,  están listas para soportar otro piso, un techo, y todo lo que colocaremos sobre él, y sirven para hacer techos. Las mallas de hierro así como lo hemos explicado más arriba se calculan en base a la superficie que debemos cubrir. Estas hacen las veces de separación entre pisos, de edificaciones de propiedad horizontal, razón por la cual se las llama muchas veces,  losas de entrepisos. Para diferenciarlas diremos que existen losas de hormigón armado macizas, y aligeradas, siendo las primeras, usadas en los espacios pequeños, y se las llena en todo su volumen, a diferencia de las aligeradas,  que poseen espacios vacíos en su cara  inferior, estas últimas se usan en espacios más grandes. La humedad,  es uno de los elementos a tomar en cuenta por los constructores, ya que es lo que impide que los elementos de revestimientos, no se adhieran bien si ésta es muy importante. Se trata del  agua que emerge a la superficie haciendo que estas a la vez se debiliten.En conclusión diremos que las losas de hormigón,  son las más usadas en los tiempos que corren, ya que a los materiales se les pueden agregar retardadores o aligerantes para reducir el peso de las mismas, es por ello que se las usa en los altos edificios,  en donde tienen lugar la construcción de varios pisos.