Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

MEZCLA PARA CONTRAPISOS

Todo aquel que necesite algunos consejos prácticos en cuanto a las mezclas para contrapiso,  hará muy bien el leer este que es  un capítulo referido a todo lo que tiene que ver con cada elemento base, esto es materiales, mano de obra, tipos de mezclas, herramientas, maquinarias, tiempos,  precios, y más. Así, y  en continuación de otros artículos referidos al tema,  hemos preparado este puntual artículo que será muy útil para saber sobre mezcla para contrapiso, en la que aquí va la explicación: Es importante contar en primera instancia,   con todos los materiales que son los que formaran las mezclas necesarias para hacer el contrapiso de un garaje, de una habitación, de una casa, de un comercio, o de lo que sea. Los materiales son el cemento que se adquiere en bolsas de veinte kilos cada una en los corralones, la arena que será comprada de acuerdo a la superficie de contrapiso a cubrir, el agua, los cascotes que pueden ser comprados en bolsas, o bien de otras obras de rezago de materiales, o en su defecto,  compraremos piedras lecas que son las de menor peso, o canto rodado, si no tenemos problemas con el peso. Las proporciones son: por cada seis partes de piedras, van dos partes de arena, una parte  de cemento y el agua que será en la cantidad para que forme la pasta homogénea, ni muy líquida, ni muy pastosa, si les queremos agregar aligerantes, o retardadores podremos hacerlo, pero siempre  en las cantidades que indican los envases, pero esto necesita ser asesorado muy puntualmente por un albañil. Las mezclas para contrapiso,  se hacen con máquinas o a mano, pero con una pala de albañil, lo que es mucho más esforzado, porque deberemos hacer mucho esfuerzo para su posterior mezcla e integración de elementos.

Tener todo preparado en los espacios,  es de vital importancia para hacer el contrapiso, de esta manera no perdemos tiempo en ir y venir,  buscando esto o aquello. Los cascotes o piedras elegidas,  deben estar mojados, en su totalidad, luego se van agregando la arena y el cemento, por último el agua,  para mezcla para contrapisoformar la mezcla para contrapiso. El agua es la encargada de hidratar al cemento para que se forme la pasta que es la que une todo,  cuando fragüe. Las empresas constructoras,  se encargan de todo, y son ellos los que preparan las mezclas en las proporciones adecuadas, a sabiendas de lo que se desea construir, es por ello que estas lo hacen en menos tiempo, y mejor, pero siempre es muy atinado conocer los presupuestos de varias de ellas, para saber con cuál de todas quedarnos y que serán las encargadas de hacer el trabajo. Siempre se piden cuatro como mínimo de empresas de presupuestos. Hay que respetar las proporciones de las mezclas para contrapiso, de lo contrario estaremos haciendo superficies de muy poca consistencia, y valor, con lo cual tendremos contrapisos quebrados, o en mal estado, que dan como resultado volver a hacer todo de nuevo, así perdemos tiempo, y dinero, importantes cuando tenemos un proyecto de construcción. Para obtener mezclas para contrapiso, mejores logradas siempre se recomendará trabajar con las máquinas mezcladoras,  que son las que hacen el trabajo de la integración adecuada, y se aconsejan unos dos o tres minutos de vueltas en ellas para que todo quede perfectamente integrado, con las máquinas mezcladoras se obtienen consistencias más plásticas y mejores resultados al trabajar.  Las mezclas a mano, deben ser de más de diez minutos agregando el agua según corresponda.

Otro de los consejos, para hacer una mezcla para contrapiso en mejores condiciones,  es el de respetar los dozajes y las indicaciones que se recomiendan para cada tipo de mezclas, es decir que prepararemos lo justo para trabajar en ese momento, y de acuerdo al ritmo del trabajo,  y sin parar, porque el cemento en el verano,  por ejemplo,  se seca bastante rápido, en las zonas húmedas puede perder consistencia, y en los días de viento,  se seca de inmediato. Las mezclas deben ser homogéneas, y ligeras en cuanto a consistencia, pero no líquidas,  ni duras, esto es un error. Se trabajará en todos los casos con un nivel de burbuja que será apoyado suavemente en la superficie después de echar  la mezcla, para que con la cuchara lo vayamos aplanando para conseguir el nivel. Una de las cosas que muchos no tienen en cuenta es que si ya la habitación tiene sus paredes, deberemos comenzar por el fondo y hacia la puerta de salida, para no pisar el trabajo una vez colocado todo, esto es muy importante. Si llevamos a cabo todos estos útiles consejos no cabrán dudas que tanto  las mezclas, como el  trabajo del contrapiso,  será más que gratificante porque lo hemos hecho nosotros con nuestras propias manos. Asesorase,  es muy bueno para aprender cada día más.