Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

TIPOS DE CIMIENTOS

El cimiento que vamos a utilizar para la fabricación de una casa o de un edificio, no es más que la parte estructural, es mas precisamente la encargada de trasmitir las cargas al terreno, ya es el único elemento que no podemos elegir, por lo tanto la cimentación que vamos a hacer será en función del mismo, nos referimos al terreno. Al mismo tiempo los terrenos no se encuentran todos a la misma profundidad por lo que eso sea otro de los motivos que van a influir a la hora de tomar una decisión de que tipo de cimentación será la adecuada. Una vez hecha esta introducción podemos decir que básicamente con tamos con 2 tipos de cimientos que son los más comunes y que más se usan: se clasifican en profundos y superficiales. La cimentación superficial se encuentra a poca distancia debajo de la base del edificio o casa, como son las losas continuas y las zapatas. En cambio los cimientos profundos se van a extender varios metros hacia abajo del edificio o casa, como los pilotes y también los pozos de cimentación. Con respecto a la elección de los tipos de cimientos para un determinado tipo de edificio como ya hacíamos mención al principio del artículo dependerá de que tan fuerte sea la roca y el suelo donde vamos a construir, asimismo la magnitud de las cargas estructurales y por supuesto la profundidad del nivel de las aguas subterráneas. Cimientos de piedra: estos mismos son los apoyos de una construcción. Sirven para soportar la carga entera de toda una vivienda, de manera que reparte uniformemente esta carga en el terreno sobre el que se encuentra construido.

Estos tipos de cimientos son necesarios para cualquier construcción aunque esta se haga por partes. Cimientos de mampostería: esta clase de cimiento lo podremos aplicar en zonas donde es abundante la piedra y puede aprovecharse esta como material de cimentación. Suele utilizarse para grandestipos de cimientos construcciones, en este caso se debe realizar pruebas sobre la resistencia de la piedra que emplearemos en la cimentación. En cambio cuando se trata de construcciones mas simples, en la gran mayoría de los casos resulta suficiente resulta de manera suficiente que haga la prueba golpeando simplemente la piedra con una masa y prestarle atención al ruido que se produce. En el caso de que el ruido que se produzca sea hueco y sordo, sin dudas la piedra es blanda, ahora si el sonido es agudo y metálico, la piedra va hacer dura. Otro de los tipos de cimientos y que ya lo hemos nombrado son los cimientos profundos: esta clase de cimentación se la suele usar cuando se tienen circunstancias especiales, como por ejemplo una construcción determinada y extensa en el área, otro de los casos es cuando contamos con una obra con una carga muy grande no pudiendo usar ningún sistema de de cimentación especial y por ultimo que el terreno donde se va a construir no tenga la resistencia o las características que son necesarias para poder soportar construcciones muy pesadas o extensas. Después están los cimientos superficiales, son los que ya también hemos mencionado al principio como son la mampostería la de zapatas aisladas y también la zapata corrida hecha de concreto ciclópeo y la losa de cimentación. Dentro de los tipos de cimientos, los más económicos son las zapatas de hormigón armado, lo mismos son empleados para edificios que están en zonas cuya superficie no presenta ningún tipo de dificultades especiales. Las características de estos cimientos es que son planchas de hormigón que se sitúan debajo de cada pilar de la estructura y una plancha continúa que esta es la zapata continua bajo los muros de la carga.

Contamos también con los cimientos de losa continua estos pertenecen a los cimientos de superficie. Se suelen utilizar en casos donde las cargas del edificio son en demasía grandes y el suelo muy poco resistente que las zapatas por si solas cubrirían mas De la mitad de la zona donde se esta construyendo. Las mismas consisten en una losa de hormigón armado, que tiene la capacidad de soportar el peso procedente de los soportes. Y por ultimo para ir terminado con los tipos de cimientos contamos con los cimientos de zapatas rígidas, estas se emplean cuando nos encontramos con un suelo adecuado para soportar grandes cargas, bajo capas que son superficiales de materiales endebles como por ejemplo turba o tierra de relleno. Estos cimientos consisten en unos pilares de material de hormigón fabricados en forma de cilindros que se entierran en los lugares sobre los cuales se asentaran las vigas de la estructura. En conclusión decimos que los tipos de pilares básicamente se dividen en superficiales y profundos, dentro de cada uno de estos se encuentran otros tipos de cimientos. El tipo de cimiento a utilizar será escogido de acuerdo al tipo de construcción y al terreno.