Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

CEMENTO ALISADO

El cemento alisado es una muy buena forma de revestimiento. Esta es una opción económica y rústica, ideal para ambientes jóvenes y modernos. Muchas personas dejan a un lado la posibilidad de elegir este tipo de revestimiento debido a que lo creen muy informal, sin embargo la realidad es que no hay uno sino muchos tipos de cemento alisado, por lo cual existe una variedad para cada ambiente. No solamente tenemos la posibilidad de terminar un piso en color natural, sino que la mezcla sintética de elementos que se utiliza con el cemento alisado nos permite obtener diferentes colores y tonalidades para nuestro piso. Rojo y negro por ejemplo, son dos de los colores que más se destacan dentro de los pisos de cemento alisado fuera del color natural. En relación a la tonalidad, el brillo del piso puede ser graduado. Que el piso sea liso no quiere decir que tenga que ser brillante. Existen los pisos de cemento alisado opacos, semiopacos o brillantes. El piso brillante por lo general es más delicado que el resto, por lo que tendremos que tener ciertos cuidados a la hora de su mantenimiento. Una de las principales ventajas del cemento alisado es su facilidad para ser limpiado. Primeramente tenemos que decir que como estos pisos no son utilizados en colores muy delicados, esto ya hace más fácil ocultar las pequeñas imperfecciones. Además el cemento es un material fácil de limpiar en caso de manchas. Con un trapo húmedo podremos sacar la mayoría de las imperfecciones de manera rápida y fácil.

En caso de tener que quitar tierra, una franela seca será suficiente para poder llevar a cabo esta tarea. Uno de los puntos más delicados e importantes del cemento alisado es su aplicación. Este material viene en una mezcla o preparación que se aplica sobre los pisos. Una vez que la mezcla está listacemento alisado comenzará el proceso de aplicación, que tardará de acuerdo a la superficie de espacio que necesitemos cubrir. Es importante que antes de la aplicación del producto el piso se encuentre bien nivelado. Esto impedirá que queden irregularidades o imperfecciones en el suelo, pudiendo obtener una apariencia plenamente lisa. Aunque esta mezcla puede comprarse, prepararse, y aplicarla nosotros mismos, lo mejor será que los profesionales puedan llevar a cabo la tarea, debido a que el buen manejo de la mezcla será lo que garantizará la perfección de la terminación. Asimismo es importante dejar que la mezcla seque el tiempo suficiente. Si el cemento no se encuentra seco y lo pisamos, este lógicamente quedará marcado y ya no habrá vuelta atrás. Las especificaciones en  relación a cuánto habrá que esperar para que el piso se encuentre listo varían de acuerdo al grosor del mismo y de acuerdo a los componentes de la mezcla. En líneas generales se espera aproximadamente una semana por centímetro de espesor cuando el piso tiene entre 1 y 4 cm, y dos semanas por centímetro de espesor cuando el piso tiene más de 4 centímetros. Más allá de la información objetiva acerca de la colocación de cemento alisado, será importante evaluar qué clientes se beneficiarán de este tipo de piso. Por lo general esta es una opción ideal para aquellos que estén buscando una superficie fácil de limpiar y a la vez moderna y rústica. El cemento alisado es una buena opción en los ambientes donde hay niños.

Ellos no suelen entender la importancia de cuidar el piso, por lo cual no podremos elegir un revestimiento muy delicado en este caso. Este tipo de piso nos da la posibilidad de no coartar a lo niños en su juego sin tener que preocuparnos luego por el mantenimiento del piso. En relación al mantenimiento de pisos de cemento alisado, estos pueden ser fácilmente limpiados con agua y jabón. Por lo general se recomienda evitar la utilización de materiales abrasivos o ceras para recubrir el piso. La cera crea una capa superficial sin limpiar, mientras que los abrasivos pueden llegar a rayar o corroer el cemento. Por último, para aquellos que tienen niños será importante saber que algunos de las variedades de cemento alisado como el brillante son más proclives a provocar caídas o resbalones. Por esta razón este tipo de piso no será el ideal para correr.  Si realmente queremos pisos de cemento alisado brillantes, como una forma de hacer el piso menos peligroso podremos ubicar tapetes o alfombras dentro de los ambientes para frenar a los niños. Aunque este es una buena medida, aquí se pierde un poco la comodidad que nos da este tipo de piso, por lo cual será una cuestión de poder evaluar qué es más importante: la apariencia o la seguridad. Quizá si hay niños la forma opaca o semibrillante sea preferible, no solo por ser más antideslizante, sino porque al no tener que brillar, su mantenimiento es más fácil.