Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

ARENADORAS PRECIOS

Los precios de arenadoras dependen de varios factores a la vez y no hay uno solo que determine el precio del servicio. Por esa razón a continuación haremos un recorrido por algunos de los factores fundamentales que influencian los precios. Lo primero a tener en cuenta será la antigüedad. Lógicamente comprar una máquina arenadora nueva no será lo mismo que comprar una que ya tiene cierto uso. La realidad es que la utilización de estos productos les va produciendo un desgaste y a medida que pasa el tiempo las revisiones técnicas, las cuales suelen tener un costo bastante elevado, se hacen más frecuentes. Esta es una de las razones por las cuales aquellos que tienen el dinero deciden comprar directamente máquinas nuevas. Sin embargo también es verdad que una máquina usada con un buen funcionamiento puede resultar una garantía. Si otro dueño ya ha utilizado la arenadora por algún tiempo no tenemos motivos para pensar que la misma pueda llegar a fallar. Por lo cual en el primer caso tenemos incertidumbre y un producto nuevo, y en el segundo caso la certidumbre del funcionamiento pero un producto usado. En el caso de meternos en la empresa de comprar arenadoras usadas será importante indagar lo más profundamente posible en los motivos por los cuales la empresa realiza la venta de la arenadora. Si somos realmente incisivos a la hora de indagar será fácil darnos cuenta si el cliente está vendiendo el producto por un mal funcionamiento.

Otro factor que también influencia los precios de arenadoras es la marca. Lógicamente aquellos productos más renombrados de primera marca tendrán un valor más alto que aquellos provenientes de firmas menos conocidas. Aunque muchas veces los resultados que obtenemos de las arenadoras de marcasarenadoras precios conocidas es igual al que podemos sacar de producto provenientes de marcas con menos renombre, también es verdad que en algunos casos existe una diferencia real en la calidad del servicio que los diferentes aparatos nos pueden brindar. Marcas como Arprex o Gahesa son algunas de las más conocidas, y aquellas con las que los clientes suelen obtener buenos resultados. Más allá de la marca del producto, los precios de arenadoras se encuentran determinados por el modelo de equipo que estamos comprando. Por decirlo así existen modelos de arenadoras más “tecnológicos” que otros. Dentro de una misma marca podremos encontrar desde arenadoras realmente sencillas a dispositivos con display y con la posibilidad de ser programados para brindan para la limpieza de un producto determinado. Otro punto a tener en cuenta para calcular precios de arenadoras es si el producto es importado o no. Las arenadoras de fabricación nacional por lo general resultan más baratas que las importadas debido a que las mismas no atraviesan ciertos impuestos o barreras para llegar al cliente. En cambio si hacemos traer una arenadora desde el exterior probablemente tengamos que enfrentarnos a algunos gastos extra que incrementan su precio. En los países donde estos productos directamente no se fabrican no habrá otra opción más que adquirir arenadoras importadas. Una característica fundamental que también marcará el precio de las arenadoras es la capacidad que las mismas tienen. Cuando hablamos de capacidad hablamos del tamaño del motor, y de cuántos kilos de arena las mismas pueden impulsar en una cantidad determinada de tiempo. Lógicamente cuanto más capacidad tenga la arenadora más cara va a ser pero a la vez más rápido realizará el trabajo.

Por lo general las maquinas realmente grandes son utilizadas en arenados industriales y cuando hay que cubrir gran cantidad de superficies. En cambio aquellas con motores más pequeños son dejadas para limpiar piezas de tamaño medio o pequeño, así como para hacer la limpieza de paredes y suelos. Algo fundamental que tenemos que tener en cuenta es evaluar nuestra necesidad real de este producto. Para comprar una arenadora nuestra necesidad del servicio debe ser habitual. Si necesitamos realizar limpiezas esporádicas, la compra de una máquina de este tipo nunca se va a justificar, debido a que el beneficio de su uso nunca llegará a compensar el costo que hemos pagado por ella.  Aunque a veces parezca que es más práctico tener una máquina arenadora a nuestra disposición el trabajo de limpieza que se realiza con la misma requiere cierta práctica, por lo cual si nuestras necesidades son esporádicas lo mejor que podremos hacer será delegarle el trabajo a alguna empresa que brinde este servicio. Por último a la hora de la compra será importante ver cómo realizaremos el traslado de la arenadora. Estas máquinas por lo general resultan muy pesadas y a veces es imposible trasladarlas en un vehículo normal. Por esta razón lo mejor será poder negociar con la empresa que nos la vende, de forma que ellos se responsabilicen del traslado de la misma hasta destino. Muchas veces conviene esto antes de solicitar un descuento en el producto que puede llegara  resultar mínimo. El traslado por lo general resulta caro, por lo cual si podemos obtener este beneficio no habrá que dudarlo.