Slide 1 Slide 2 Slide 3 Slide 4 Slide 5 Slide 6 Slide 7

ADOQUINES

Una de las cosas más importantes en una vivienda, indudablemente,  son los pisos, los pavimentos de interior y los de exterior, son,  al igual que los recubrimientos de la paredes,  esenciales para la comodidad al caminar de toda la familia, es lo que nos mantiene alejados de la humedad, y es el elemento que decora al cien por cien.  Es por ello que en este  capitulo que lo vamos a dedicar pura y exclusivamente a los adoquines, aprenderemos no solo a elegirlos por sus formas, tamaños, colores, sino que además,  sabremos cómo, cuando y dónde comprarlos, conoceremos los precios que el mercado de la actualidad maneja en materia de adoquines, y qué tener en cuenta para su colocación. Todo para que nuestros espacios exteriores, además de lucir estéticamente bellos, sean seguros, y tengan la resistencia que esperamos de los pavimentos externos. En materia de pavimentos el mercado de la actualidad, es muy variado, habiendo más de cien variedades de pisos entre los que podemos elegir, pero los adoquines,  son por el momento, los que más eligen los que saben, los expertos en decoración y construcción, porque las ventajas son muchas, y es de ello,  que comenzaremos a explicar. En principio,  hay que tener en cuenta qué tipo de pisos necesitamos, es decir para una entrada de autos, para un patio, el borde de una piscina, el jardín, un estacionamiento, la recepción de un comercio, o simplemente una vereda, y en todos los casos anteriores, los adoquines son quienes ganan la pulseada. Existen muchas variedades de ellos, los dentados, que son los más corrientes, y estos son los que se entrelazan por los cuatro costados, esto les permite que no se deslicen, resistiendo los desplazamientos, es decir que se van entrelazando uno a uno, dejando ver un dibujo muy agradable a la vista.

Los cuadrados, son los más sencillos de colocar, los de formas de hexágonos, los rectangulares, en fin una enorme variedad de adoquines, entre los que elegiremos a los que mejor se adaptan a la estética, y al estilo del lugar. Sean de la forma que sean,  para colocarlos siempre se recurre a la misma forma;adoquines Antes de comenzar con la tarea de colocación se debe hacer un cordón en todo el perímetro del lugar,  para evitar que una vez finalizado el trabajo, los adoquines se muevan. En principio, tenemos que aplanar bien el terreno en donde serán colocados uno a uno, quitar todos los escombros o suciedades que pudiera haber, muchas personas colocan un nylon grueso, para impedir que en esa zona crezca el pasto, eso es indistinto. Se deben agregar arena y grava en partes iguales, bien mezcladas, una capa uniforme, y luego ir colocando uno a uno cada adoquín formando el dibujo, según sus características. Durante el momento que hacemos la colocación conviene no pisar en la parte de la arena, se va pisando en la parte de los adoquines  ya colocados. Cuando todo esté completo, y que el último se deberá colocar encima de todos, todo el resto de gravilla y arena, en las juntas, y con una escoba se debe barrer completamente para que penetre bien en las juntas de cada uno de ellos, luego se moja con agua toda la superficie y listo, ya se puede pisar sin ningún problema.

Por lo anterior  explicado,   se desprende que es muy sencillo colocar adoquines, ya que las maniobras son muy pocas, y los materiales también. Una de las cosas que tienen en cuenta los constructores, paisajistas, arquitectos, es que este tipo de pavimentos, es muy práctico, porque si por ejemplo lo hemos colocado sobre un sistema de cañerías de agua, y vemos que uno de los caños se averió, no hay problemas, ya que en segundos se puede levantar la zona en donde se detecta la pérdida, y se arregla el desperfecto, en forma muy cómoda, y cuando el trabajo de la   reparación ha finalizado, se vuelven a    colocar todos los adoquines quitados para facilitar el trabajo, y todo queda como si nada hubiera pasado, sin tener que pensar en comprar materiales por las roturas de las baldosas quitadas,  como en los casos que hayamos puesto baldosas, pegadas con cemento, por ejemplo, sumado a la mano de obra, y más materiales. Es decir que a largo plazo, terminan siendo más económicos que cualquier otro pavimento. Podemos comprar adoquines en varios lados, porque no son difíciles de conseguir, por ejemplo en los grandes mercados de la decoración de patios y jardines, en los corralones de y para la construcción, en los comercios en donde venden piedras, para revestimientos, porfidos, y otros pavimentos de similares características. De esta manera,  hemos damos por finalizado el artículo que es solo el comienzo del tema ya que en los próximos artículos nos dedicaremos a todos y a cada uno de ellos, para que nos quede bien claro, y que podamos evacuar cualquier duda al respecto.